Angkor, la ciudad perdida de Camboya (4 días)

Cuando piensas que has visto muchos lugares en el mundo y que Angkor puede ser uno más, estás muy pero que muy equivocado.

Hay lugares en el mundo que no te dicen nada, hay otros lugares que son bonitos, otros que son espectaculares, pero lugares mágicos en el mundo hay pocos y Angkor es uno de ellos, pura MAGIA en mayúscula.

Los templos de Angkor es uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes del mundo, está considerado por Loney Planet como uno de los destinos más alucinantes, Angkor Watt en concreto es la octava maravilla del mundo y es el templo religioso más grande jamás construido, así que con todo esto las expectativas eran muy altas.

Preguntamos a varios camboyanos el número de templos que hay en Angkor y todos nos contestaban lo mismo “buffffff hay muchos”, finalmente busque la información en internet y por el momento catalogados hay 1.087 templos, pero estoy segura que hay muchísimos más dentro de la selva que ni siquiera han sido descubiertos.

El complejo es moderno y antiguo a la vez, moderno porque solo hace unas décadas que los templos vieron la luz, y antiguos por qué llevaban miles de años sepultados por la tupida selva camboyana.

¿Qué es Siem Reap?

Siem Reap, es la ciudad donde tienes que aterrizar y dormir si quieres visitar Angkor, está llena de hoteles, restaurantes y locales de ocio para todos los gustos y bolsillos.

¿Cuántos días se necesitan para visitar Angkor?

Pues diría que toda una vida, porque Angkor es enorme.

Pero mínimo dos días completos para poder ver los templos más importantes y disfrutar también de otros más pequeños y diferentes.

Sobre todo al ir con niños no quería que fuera una paliza para ellos, pero fue todo lo contrario, las visitas fueron divertidas, y es que uno no está habitualmente rodeado de templos abandonados y devorados por la selva, con pasadizos secretos, subiendo y bajando de un divertido tuk-tuk, viendo monos y elefantes, y siempre rodeado de selva.

“Imprescindible un kit de explorador en Angkor” .

¿Cómo visitar los templos?

Para moverte por allí lo puedes hacer en tuk-tuk o en coche privado con conductor, en los hoteles tendrás la posibilidad de contratarlo allí o como nosotros llevarlo cerrado desde casa, la ventaja de llevarlo ya cerrado, es que puedes haber concretado la ruta y el precio con antelación y te aseguras que el conductor habla inglés, porque de la otra manera es probable que no puedas ni conversar con él.

Nosotros decidimos hacer el recorrido en tuk-tuk, y la experiencia nos pareció genial y muy divertida.

“Puertas que atraviesas con el tuk tuk y que te dejan con la boca abierta”

El conductor te recoge en el hotel y te va llevando durante todo el día de ruta por los templos. Te espera fuera sin prisas y con agua fresca, y cuando has acabado te lleva al siguiente templo, el coste habitual son sobre los 20-25USD todo el día.

Nosotros contratamos los servicios de Sangha los dos días y la verdad que estuvimos muy agusto con él, fue muy simpático y atento con nosotros, incluso se vino con nosotros a visitar varios templos y hacernos fotos a los 4 juntos.

Sus datos de contacto:

Instagram @siem_reap_tuk_tuk Mail: sanghadriver@gmail.com Whatsapp: +855 966 69 69 78

INFORMACIÓN A TENER EN CUENTA

– Lo primero que hay que hacer cuando llegas a Siem Reap es ir a comprar las entradas para Angkor, hay entradas de 1, 3 o 10 días, no tienen que ser días consecutivos (Coste: 37, 62 o 72USD). Ahora que hemos vuelto de allí veo un acierto ir a comprar las entradas el mismo día que vas a ver amanecer, ya que has madrugado te evitas las colas que posiblemente se formen por la mañana o la tarde, y te da tiempo de sobras. Se puede pagar con tarjeta.

– Muy importante saber que las entradas solo se pueden comprar en las taquillas habilitadas para ello en Siem Reap, tener en cuenta que no se pueden comprar en los templos ni en ningún otro lugar, y de las taquillas a la entrada de los templos hay una buena distancia en tuk tuk, por ejemplo Angkor Watt esta a 6 km de Siem Reap.

– Para ver amanecer, recomendaría hacerlo el primer día que llegues, ya que si el día estuviera nublado tendrás posibilidad de ir otro día si te apetece.

– Los niños menores de 12 años no pagan, son muy estrictos en el control de las entradas, debes llevar siempre encima el pasaporte de los niños o una fotocopia, y te lo piden en todos los controles de las carreteras para acceder a los templos.(en el hotel nos hicieron la fotocopia para llevar encima)

– También son estrictos en la vestimenta de las mujeres, las mujeres deben llevar cubiertos hombros y rodillas ya que es un recinto religioso, no lo exigen en todos los templos pero si en los más importantes, así que no merece la pena jugársela y que no te dejen pasar, mi hija iba con pantalón corto y tirantes y respecto a ella no hubo problemas.

– Actualmente existe explotación infantil en Camboya, hay muchas asociaciones trabajando en solucionar este gran problema, pero es muy importante no dar dinero a ningún niño aunque te parta el corazón, ya que si ganan dinero pidiendo no van a la escuela y realmente no les estás ayudando.

Y este es nuestro diario de Angkor:

Día 1:

Llegamos por la tarde a Siem Reap procedentes de Hanoi con un vuelo de Vietnam Airlines de 1h y 45 m. de duración.

Nos instalamos en nuestro hotel, salimos a cenar y conocer Siem Reap.

Siem Reap es una ciudad muy animada, con infinidad de restaurantes para todos los gustos, lugares para masajes, tiendas, night market…y mucha fiesta.

Después de cenar nos vamos a dormir pronto, ya que al día siguiente nos espera un madrugón del bueno.

Día 2:

Son las 4:00h de la madrugada, suena el despertador, nos despertamos con gran ilusión ya que vamos a poder disfrutar de un lugar y un momento único.

Recogemos el desayuno que nos han preparado para llevar y a las 4:30h nuestro conductor de tuk-tuk nos viene a recoger.

No sabía si los niños llevarían bien esto de levantarse a las 4:00h de la mañana, pero todo lo contrario, estaban contentos e ilusionados y además solo ir con tuk-tuk completamente de noche era una aventura bueno mejor dicho era toda una aventuraza.

Lo primero que hicimos fue ir a comprar las entradas, tardaron unos 10 minutos ya que es una entrada tipo carnet con foto (te la hacen allí), y la entrada la debes llevar encima en todo momento, porque te la van pidiendo por el camino.

Una vez que tenemos las entradas nos ponemos en marcha hacia Angkor Watt.

Y llegó el momento esperado, amanece en Angkor Watt, un amanecer ÚNICO en un lugar MAGICO.

Creo que no me equivoco si digo, que es el amanecer más espectacular que hemos visto nunca.

Tuvimos suerte y el cielo estaba completamente despejado. (el día anterior estuvo muy nublado y los dos días siguientes también, así que la suerte estuvo de nuestro lado).

Después de ver amanecer hay personas que se van a descansar y desayunar tranquilamente al hotel, y más tarde vuelven, pero nosotros ya que nos habíamos pegado un buen madrugón preferimos aprovechar la mañana, y a la tarde ya descansaríamos.

Justo después de amanecer, todo el mundo se va y puedes quedarte aquí delante de Angkor Watt haciendo fotos más tranquilos.

Por dentro es enorme.

Le comenté a nuestro conductor que nos hiciera una ruta al revés de las visitas habituales que hacia la mayoría de visitantes, y también no demasiada cansada ya que íbamos con niños y hacia calor, y la verdad es que en la mayoría de templos estuvimos muy tranquilos, incluso él venia de visita con nosotros por varios templos y nos iba haciendo fotos, así que genial.

“Espectacular el templo de Ta Prohm donde se rodó, la película de Tomb Raider.

En este templo no han sacado ni una raíz para que se vea claramente la fuerza de la naturaleza.

Las raíces son gigantes”

El templo de Preah Khan es precioso.

Finalmente los templos que recorrimos el primer día fueron:

Angkor Watt, Bayon, Baphoun, Ta Keo, Ta Prohm, Banteay Kdei, Srash Srong.

Este día estuvimos desde las 4:30h hasta las 13:00h aproximadamente, y por la tarde relax y cena en Siem Reap.

Día 3:

Hoy hemos quedado con nuestro conductor de tuk-tuk a las 8:00h, haremos el segundo día de templos.

Este día nos propuso visitar:

Presh Khan, Neak Pean, Ta Som , East Mebon, Pre Pup

“Miradas que dejan huella”
El templo de Bayon o templo de las 1.000 caras es impresionante.

“La naturaleza es más fuerte que el hombre, y los templos están siendo engullidos por la selva” .
Ta Som Temple

El segundo día estuvimos de 8h a 14h más o menos.

Por la tarde, nos fuimos hacer un masaje camboyano a Siem Reap, estuvimos en un centro que está preparado para masajes en familia, tienen espacio y personal para poder hacer el masaje a la vez a los 4, muy recomendable!

El sitio se llama The Lemon Grass, no hace falta reservar con antelación y el pago es en efectivo.

Día 4:

Esta mañana nos la tomamos de descanso en nuestro hotel, ya que al mediodía volábamos de vuelta a Da Nang (Vietnam), para al día siguiente coger nuestro vuelo de vuelta a Barcelona.


Y nos despedimos de Camboya con mucho cariño, volvemos a casa fascinados por este increíble país, por sus tesoros arqueológicos y por la eterna sonrisa y amabilidad de sus habitantes.

See you Camboya❤️.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s