Singapur, El Tigre Asiático (4 días)

Nuestra primera parada en el sudeste asiático es la ciudad-estado de Singapur🇸🇬, la ciudad más limpia, ordenada y moderna de todo Asia.

Debido a su situación geográfica, por tener el mejor aeropuerto del mundo y disponer de infinidad de conexiones de vuelos a buen precio a países vecinos como Indonesia, Vietnam o Tailandia o destinos más lejanos como Japón o Australia muchos viajeros utilizan la ciudad de Singapur para hacer escala hacia otro destino, pero Singapur merece la pena conocerla a fondo.

Y eso es justamente lo que hicimos durante los 4 días.

Día 1,

Este día llegamos del vuelo internacional✈️, después de 12 horas y con el jet lag llamando a nuestra puerta, decidimos hacer una primera toma de contacto relajada por la ciudad.

Nos fuimos en metro, directamente a la zona que rodea el Marina Bay, y ¿que es el Marina Bay?

Pues es uno de los hoteles más famosos del mundo, por su silueta, por salir en la Fórmula 1 o por ser el hotel que tiene la Infinity Pool más grande y asombrosa del mundo, yo diría que casi todo el mundo alguna vez lo ha visto en alguna foto.

Es asombroso que una plataforma que une los tres edificios en semejante altura pueda ser una enorme piscina.

La parte de abajo del hotel es un centro comercial enorme con casino incluido y con canales y barcas navegando.

Aquí nos fuimos a ver el espectáculo del Marina Bay Sands, llamado Spectra, un espectáculo precioso de luces, música y agua con el skyline de la ciudad de fondo que nos dejó con la boca abierta.

Se celebra cada día a las 20h y a las 21h y el mejor lugar para seguir el espectáculo es la tarima de madera de delante del Marina Sands. ACTIVIDAD GRATUITA.

Antes de irnos a descansar y coger fuerzas para el siguiente día, no podía faltar disfrutar del maravilloso skyline de la ciudad.

Uno de los sitios donde se ve mejor es el puente Hélix, que esta justo al lado del Marina Sands.

Día 2,

Después de descansar y reponer fuerzas, nos vamos a visitar la ciudad.

Hoy es 9 de Agosto y un día muy especial para Singapur, era el National Day, hacia 53 años que Singapur se había independizado de Malasia, y la ciudad lucia sus mejores galas, estaba repleta de banderas e incluso llevaban ensayando durante semanas los actos de esa noche.

Destacar la buena relación que percibimos entre Malasia y Singapur, da la sensación que son hermanos que han seguido caminos distintos pero que se ayudan y apoyan.

Así que ponemos rumbo al Chinatown.

Catalogado como el barrio chino más limpio del mundo, pudimos disfrutar de:

Templo de Thian Hock Keng, templo Hokkien más antiguo e importante del Chinatown y un remanso de paz. ENTRADA GRATUITA

Antes de entrar nos encontramos a este señor de la foto cerca de la puerta y nos invitó amablemente a unirnos a la celebración con sus familiares y amigos del National Day, y que por supuesto aceptamos encantados, pasamos un rato comiendo con ellos, nos estuvieron haciendo fotos y muchas preguntas.

Después nos fuimos a visitar el interior del templo.

En este templo se puede ver claramente que Singapur es una ciudad de contrastes, ya que justo detrás de un mega edifico esta este templo tan tradicional.

El Templo del Diente de Buda. Templo Budista de 5 pisos, donde guardan la reliquia de oro macizo en la 4a planta.

Es muy interesante poder coincidir con la oración y también subir todos los pisos del templo, ya que te encuentras diferentes espacios, incluso hay dentro unos bonitos jardines.

Para entrar hay que taparse hombros y rodillas, pero te dejan ropa en la puerta sin ningún coste. ENTRADA GRATUITA

Templo hindú Sri Mariamman, es el templo hindú mas antiguo de Singapur, es curioso pero este templo hindú se halla en pleno Chinatown y no en Liltle India donde están el resto. Aquí debes dejar los zapatos en la entrada y tienes que cubrir rodillas, pero te lo facilitan en la entrada sin coste. ENTRADA GRATUITA.

Para comer en esta zona, no podíamos dejar pasar la oportunidad de visitar el restaurante con estrella Michelin más barato del mundo, así que nos dirigimos al mercado China Town Complex donde se encuentra el pequeño puesto de comida.

Aqui hay dos opciones, comer en el mismo mercado o ir a un local cercano del mismo dueño donde puedes comer los mismos platos pero con Aire Acondicionado, cosa que se agradece en Singapur y hacia donde fuimos , esta situado en el 78 de Smith Street.

Probamos el famoso Honh Kong Soya Sauce Rice, el coste de la comida para los 4 con bebida incluida fue de 12€, estaba bueno, pero tan bueno como el resto de comidas que probamos en el país.

Después estuvimos paseando por el bonito y limpisimo Chinatown.

Y por la tarde nos dirigimos a la zona del Marina Bay ya que eran los fuegos artificiales del National Day y había que ir, durante todo el día cualquier persona que nos encontrábamos nos recordaba que no podíamos faltar, así que allí estábamos, nosotros y todo Singapur.

Esa noche Singapur saco a presumir toda su artillería, sus aviones, reactores, cazas……… y después de todas las acrobacias aéreas por fin el cielo de Singapur se iluminó.

Para cenar fuimos a Lau Pa Sat un antiguo mercado maderero en medio de la ciudad, y considerado monumento nacional desde 1973.

Allí te encuentras pequeños puestos de comidas de distintas nacionalidades y en el centro mesas comunes para todos, también en una de las calles laterales del mercado había puestos de barbacoas callejeras, comer en este tipo de mercados de Singapur es muy barato, los platos oscilan entre los 2€ y los 4€, otra cosa es la cerveza que en comparación vale más que un plato de comida, muy recomendable.

Día 3,

Dedicamos la mañana a recorrer el llamativo y colorido Little India, nada más salir del metro parece que estas en Bombay.

Te encuentras calles llenas de tiendas de saris, con música al mas puro estilo Bollywood, muchos colores y también muchos olores.

En el Little India el templo mas famoso es el de Sri Veeramakaliammam, dedicado a la diosa Kali, con muchísimas representaciones llamativas y coloridas.

Tienes que taparte las rodillas para entrar, pero te facilitan ropa en la puerta gratuitamente. ENTRADA GRATUITA.

En este templo vivimos una puja (oración diaria), y nos encantó estar allí en medio de ellos viviendo ese momento, eso si, siempre con muchísimo respeto.

Cerca de allí esta la casa más famosa y colorida de todo Singapur, una explosión de colores, la casa del comerciante chino Tang Teng Niah House, en el 37 de Kerbau Road.

Y de aquí nos vamos al Tekka Center, al mercado de lugareños, la planta baja toda de productos alimentarios, frutas, verduras, carnes, pescados…..incluso tiburones pequeños (cuando visitamos otros países nos parece interesante ver los mercados, en este en concreto vimos muchísimas frutas y verduras que nunca habíamos visto), en la planta de arriba es toda de saris.

Otra cosa interesante en el Little India es su arte urbano.

Llega la hora de la comida, como hay una zona que no nos daría tiempo de ver, Orchard Road, la zona de shopping y lujo de Singapur, decidimos ir a comer por la zona para poder darle un vistazo rápido.

Comimos en Paradise Dynasty, restaurante chino con cocina acristalada, donde preparan de manera artesanal los fideos y paraíso de los dumpling.

Aquí comimos por 50€ los 4, la comida estaba riquísima y Roger y Noa se atrevieron incluso a comer medusa marinada. ION Orchard, 2, Metro Orchard.

Por la tarde nos fuimos al Garden By the Bay a visitar uno de los grandes invernaderos que hay en la zona del Marina Bay. Hay dos; el Flower Dome, todo de flores como su nombre indica y el Cloud Forest Dome que recrea el clima y vegetación tropical de alta montaña, con cascada y temperaturas bajas incluidas.

Gracias a recibir una entrada gratuita y varios descuentos de Singapore Tourism Board, nos decidimos a entrar al Cloud Forest Dome, aunque es muy bonita la vegetación de su interior y la arquitectura de su edificio muy interesante, nos pareció que eran muy caras las entradas, pero es una opinión personal!!!

En la misma zona de Garden By the Bay hay un lugar que parece sacado del futuro o de la película Avatar, los Garden Gloove o Super Trees, arboles inteligentes y futuristas que se administran solos con el agua de la lluvia para regar las plantas que los envuelven, y durante el día captan luz solar para el increíble espectáculo nocturno.

Si de día son una pasada, de noche cobran vida y te dejan con la boca abierta.

El espectáculo nocturno se llama Garden Rhapsody, todos los días a las 19:45h y 20:45h, para verlo lo mejor es estar entre los arboles. ESPECTACULO GRATUITO.

Para cenar nos vamos a Gluttons Bay (se puede ir andando desde el Marina Bay atravesando el puente Hélix, unos 10 minutos), es un pequeño mercado de comidas al aire libre, con puestos de diferentes nacionalidades y con unas vistas increíbles a la bahía y al Skyline de la ciudad, platos entre los 3€ y los 8€(cerveza 4€), muy recomendable.

Día 4,

Hoy cogemos un Grab y ponemos rumbo a visitar los jardines chinos y japoneses de Singapur (¿Qué es un Grab? Es la compañía de taxis tipo Uber que operan en Asia y que funcionan de maravilla, solo necesitas descargarte la aplicación, y haces el pago en efectivo al conductor).

Aunque se puede ir perfectamente en metro, esta lejos y queríamos ahorrar tiempo, en taxi son unos 25 minutos, en metro unos 40.

Estos bonitos jardines chinos y japoneses están alejados del centro y fuera de zonas turísticas, pero merecen la pena, prácticamente estuvimos solos por todo el parque.

Para pasear por el parque tienes que ir con mucha atención, ya que esta lleno de dragones de Komodo que campan a sus anchas por todo el parque, los vimos pequeños, enormes, durmiendo, cazando, peleándose… También hay muchas tortugas.

Metro Chinese Garden. Hora de cierre 17:30h ENTRADA GRATUITA.

Para volver cogemos el metro y nos dirigimos a barrio árabe, para ver la Mezquita del Sultán que parece sacada directamente del cuento de Aladin con sus cúpulas doradas. Hay que descalzarse y taparse para entrar, pero allí te lo facilitan de manera gratuita. ENTRADA GRATUITA.

El barrio que rodea la mezquita esta lleno de tiendas artesanas, cafés y mucho Street Art, imprescindible pasear por Haji Lane Street.

Por la noche decidimos ir a ver de nuevo el espectáculo que nos gustó tanto el primer día, el Spectra (delante del Marina Bay).

Y ya que era nuestra ultima noche en Singapur y queríamos celebrar un aniversario muy especial (nada más y nada menos que 20 años viajando juntos por la vida), nos dimos un capricho y fuimos a cenar al restaurante Level 33.

Situado como su nombre indica en la planta 33 de un enorme rascacielos y con unas vistas increíbles a la bahía, nos despedimos aquí de Singapur, con pena por marcharnos tan pronto de esta increíble ciudad, pero con la alegría de haber disfrutado cada momento, y con la ilusión de volver a vernos en algún otro momento.

Singapur ha entrado en mi ranking de ciudades favoritas del mundo, por su orden, su limpieza, la amabilidad de la gente y por sus fuertes contrastes, con zonas muy modernas y futuristas, pero justo al lado templos, mercados y barrios muy tradicionales.

SEE YOU SOON Singapur🇸🇬

Agradecimientos a Singapore Tourism Board y a Urbanita Barcelona.


⚠️Si necesitas alojamiento y te quieres beneficiar de un descuento en Booking, reserva a través de este link, descuento directo:

https://booking.com/s/39_2/sara2017


Próxima parada Las Perhentian(Malasia) ➡️➡️➡️

10 Comments

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s